logo

Meditación para TODOS ~ cómo empezar de manera fácil

Business People Meditating Nature Relaxation Concept

2017 ha sido declarado el “El Año del Mindfulness” y nosotros en NEV Coaching & Consulting estamos encantados de apoyar la iniciativa. Empezamos entonces con lo más básico y fundamental: la meditación.

“Mi mente es demasiado activa para la meditación”… “la meditación no es mi estilo de relajación”… “la meditación no funciona para mí”. Sea cual sea tu razonamiento hasta ahora, este post está dedicado a animaros a todos a considerar realmente la idea de que la meditación es accesible para ti, te dará enormes beneficios, y nunca tiene que ser perfecta.

No es menos relevante para cada uno de nosotros que el sueño, el ejercicio o la buena nutrición. El desafío es que muchos de nosotros no crecimos con ello y como cualquier otro “músculo” necesita de alguna práctica y ajuste personal, no podemos sentir su beneficio sin primero invertir en el trabajo básico de la misma. Pero este, no tiene porque ser mucho.

Vamos a hablar de los fundamentos básicos y las prácticas fáciles para conseguir subirnos al tren de la meditación … para siempre. Como beneficio de casi todo y todos en tu vida, por no mencionarte: A TI.

 

¿Qué ES la meditación?

En esencia, es simplemente el ejercicio de estar quieto y suavemente enfocar tu atención en tu respiración y otros conceptos simples para ayudarte (1) a centrarte en el momento presente, (2) a tener cierta objetividad sobre tus circunstancias y experiencias actuales, y (3) en poner tu cuerpo en uno de sus estados de relajación más naturales, sin efectos secundarios negativos.

Es importante saber que la meditación es una herramienta, una habilidad, disponible para todos nosotros, como la lectura. Algunas personas pueden usarla para complementar su práctica espiritual, pero la meditación no es para nada religiosa y por lo tanto no plantea ningún tipo de conflicto con otros dogmas. Tal como leer. Es una forma maravillosa y libre de riesgo de encontrar el equilibrio y la paz.

 

¿Por qué debería molestarme?

Los beneficios son enormes. Es ampliamente recomendado, incluso por los médicos, como una práctica estándar de oro para manejar el estrés, la ansiedad, el insomnio, para curar y prevenir innumerables problemas físicos y el dolor. En esencia, para sentirse más tranquilo y simplemente feliz. Pan comido.

 

¿Cómo meditar?

Hay muchas maneras de empezar, pero aquí tienes los conceptos básicos:

  • Encuentra un lugar que sea privado y un momento que sea tranquilo y sin interrupciones – por lo menos 5-10 minutos o hasta 30 (los meditadores avanzados pueden ir más allá pero al principio no hay necesidad). Sólo 10 minutos son suficientes para empezar.
  • Ponte en una posición cómoda, ya sea sentado o acostado. Cierra tus ojos.
  • Asegúrate de que tu postura, independientemente de la posición, es lo más relajada posible para que no te contorsiones, constriñas o fuerces ningún músculo.
  • Ahora conscientemente relaja tus músculos e imagina que puedes dejar de sentir cualquier tensión o dolor que puede estar presente.
  • Comienza a tomar nota de tu aliento, que entra y sale de tu cuerpo, pero sin tratar de controlarlo de ninguna manera. También puedes centrarte en los colores o las sombras que ves trás los párpados. Sólo observa.
  • Trata de disfrutar de la simplicidad de tu respiración y del funcionamiento normal de tu inteligente cuerpo. Esto no tiene porque sentirse o ser.
  • Puedes sentir los sonidos, el aire y otras sensaciones a tu alrededor. Eso es genial, toma nota de ellos y siente la completa liberación de vivir sólo en el momento presente.
  • Si los pensamientos entran, no los alejes, pero no los “introduzcas” ni los contemples. Sólo reconócelos, como si fueran gotas secuenciales de agua, bocanadas de humo, vagones de tren pasando, o cualquier concepto que a tu mente se le ocurra y céntrate de nuevo en tu respiración.
  • No fuerces nada, pero comprométete con el momento. Si tienes un picor, un pensamiento, lo que sea, sólo reconócelo (ráscate si es insoportable), pero siempre vuelve al ritmo de tu respiración y a tu maravilloso cuerpo  realizando su permanente función diaria.
  • Sigue respirando, sigue sintiendo pero siempre regresando a tu centro. Intenta dejarte ir y cuando sientas que ha pasado suficiente tiempo y estás listo, abre los ojos.

 

¿Por qué la meditación no funciona para mí?

En primer lugar, está bien y los comienzos son difíciles para todo el mundo. Lo importante a recordar es que la meditación no es algo que uno logra o se supone que domina. Incluso los meditadores más experimentados reconocen que algunas meditaciones van mejor que otras. No es una tarea, es un estado donde ser. De la misma manera que para los artistas más experimentados ser creativo es más alcanzable en algunos momentos que en otros. O los entrenamientos para los atletas profesionales, que incluso tienen sus altibajos.

Dicho esto, he aquí algunas cosas a considerar:

  • ¿Es el lugar correcto? Si tu área de meditación no es privada, tranquila y en general serena, lo hará más difícil, especialmente al principio. Una vez que te acostumbras, será más fácil meditar en lugares más diversos.
  • ¿Es el momento adecuado? Si te encuentras en una situación en la que puedes ser interrumpido, hay mucha distracción o estás especialmente estresado o en “modo activo”, puede que no sea el momento adecuado. Cuando tiende a funcionar mejor, especialmente al empezar, es justo después de despertarse, durante la hora del almuerzo o justo antes de acostarse. Y por supuesto, deja tu teléfono en un cajón en otra habitación.
  • ¿Existen otros factores que puedan complicarlo? Si has tomado un montón de café u otras sustancias que pueden afectar significativamente tu sistema, si estás físicamente incómodo (por demasiada comida, posición incómoda, etc.) o estás tan cansado que apenas puedes enfocarte (mejor simplemente duerme), estos factores pueden dificultar tu meditación.
  • ¿Te sientes inquieto? Sucederá, sólo respira y continúa intentándolo cada día.

 

¿Hay algo que me pueda ayudar?

Por supuesto. Para los principiantes de la meditación, siempre recomiendo tener alguien o algo para guiarlo, si hacerlo por tu cuenta es demasiado difícil. El hecho de emplearlo no te hace mejor o peor.

  • Obtener un audio o una aplicación para escuchar la grabación de una meditación guiada por alguien – me encanta Daniel Goleman’s “The Art of Meditation” (“El arte de la meditación” de Daniel Goleman). Además, aquí está la lista de 8 aplicaciones para meditar para iPhone y Android. Pero buscando en Google o Amazon.es encontrarás muchas opciones.
  • Ir a yoga u otras actividades de atención plena donde se ofrece la meditación guiada. Asegúrate de elegir un profesor y una clase que encaje contigo.
  • Estar en la naturaleza y cambiar el entorno de tu ajetreado día a día, incluso si es tu patio trasero o un parque de camino a casa, puede ayudarte a “extraerte” de tu estado habitual.

 

¿Cuál es el gran secreto para convertirse en un meditador regular?

En efecto existe uno y es muy simple. Sigue haciéndolo. Regularmente (cada día, pero quizás no más de una vez al día para empezar), con paciencia, sin juzgar o analizar tu práctica de meditación, pero apegándote a ella. Sólo 10 minutos para empezar son suficientes. Como cualquier nuevo hábito, la perseverancia y cierta disciplina son la clave. Pero de nuevo, no tiene por qué ser mucho. Si intentas mantenerlo todos los días, en pocas semanas puedes ver un progreso importante.

 

¿Qué pasa si empiezo pero luego dejo de hacerlo por un tiempo?

Como cualquier otra actividad de calidad de vida va y viene. Incluso como alguien que ha estado meditando durante años, hay temporadas cuando lo hago con menos frecuencia o en absoluto. Lo importante es que, como un buen entrenamiento o una fantástica noche de sueño, puedes volver a ella cuando quieras. Y de la misma manera, al hacerlo más regularmente es cuando se obtienen los mejores resultados.

 

PD – los niños están empezando a meditar y está haciendo maravillas para el TDAH, la autoestima, las relaciones y mucho más – ¡sin necesidad de medicación! Leer aquí.

¿Cuáles han sido sus experiencias con la meditación? ¿Hay algo que te preocupe? ¿Qué consejo tienes para ayudar a otros a empezar?

  • Share

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *